Lecturas del mes: agosto 2017

septiembre 06, 2017


Soy un ratoncillo de biblioteca declarado, me encanta enterrar la nariz en distintas historias y dedicarles todo el tiempo que la vida me permita, así que es sólo lógico vuelva al teclado en este pequeño rincón a hablaros un poquito —o no tan poquito, que me enrollo— de las últimas historias que he tenido el placer de leer a lo largo de este más que productivo —y azul y veraniego y querido— agosto. 

Antes de empezar el recopilatorio, recordaros que sólo tenéis que darle click al título del libro para ir a su ficha técnica. 😉

¡Allá vamos!

Aquí me voy a explayar a gusto, avisados quedáis, porque empecé el mes de la mejor manera posible: reencontrándome con una trilogía que marcó muchísimo mi infancia y mi carrera como lectora voraz. Releer favoritos es terreno pantanoso, un arma de doble filo: ¿y si no están a la altura de las expectativas? ¿y si los hemos idealizado con el tiempo? Pero, ah, nada más empezar La brújula dorada, me sentí como si me hubiera tocado la lotería; recorrí en un parpadeo todas las idas y venidas de Lyra Belacqua con las brujas, los osos acorazados, el aeronauta y los giptanos en busca de respuestas sobre el Polvo y los niños raptados por los zampones, sorprendiéndome a cada página por demasiados detalles que los añitos habían borrado y que me pillaban por sorpresa. 

Un detalle que también me dejó algo patidifusa es que concebía La Materia Oscura como unos libros con un tono ligeramente infantil… pero nada, NADA más lejos de la realidad. Y eso lo corroboró asimismo la relectura de La daga, con una vuelta de tuerca hacia argumentos y debates morales muy peliagudos. 👀 La ciencia y la moral se entrelazan con un ritmo de aventuras trepidante y un mundo increíblemente bien construido.

Finalmente, comentar que los tomos que veis en la imagen son unas galeradas, cortesía de Roca Editorial, quienes el próximo 5 de octubre pondrán a la venta las reediciones finales en motivo de la publicación de El libro de la oscuridad (publ. 9/10/2017), nueva trilogía de Pullman ambientada en el mismo mundo y cuyo primer libro, La Bella Salvaje, se sitúa diez años antes que La Brújula Dorada.

"El ser humano no es capaz de ver nada sin sentir la necesidad de destruirlo, Lyra. Esto es el pecado original. Y yo voy a destruirlo. Voy a matar la muerte."

En mi humilde opinión, Desayuno en Júpiter ha sido una lectura correcta, entretenida, con unos puntos flojos que ahora mismo desarrollaré pero cuya sensación general ha sido positiva: he visto a una autora que promete y a la que planeo seguirle la pista. Andrea Tomé tiene una marca muy personal, en la que un buen estilo y un esmerado trabajo de investigación se entrelazan para lograr una cadena de tramas de lo más interesante.

Dicho esto, durante la lectura he echado en falta más desarrollo de personajes —tanto principales como secundarios—y he sentido que la historia quería abarcar mucho en demasiadas pocas páginas: lidiamos con alcoholismo, drogadicción, soldados con estrés post-traumático, la problemática de no poder amar libremente, enfermedades degenerativas, algún tufillo a incesto, tricotilomanía... y creo que me dejo alguno más. 🙆 Tal bullicio de temas termina desembocando en cortinas de humo y pinceladas breves por aquí y por allá. 

Pero, en este mismo sentido, debo recalcar un detalle a valorar: la autora podría haber recurrido al drama fácil y haber convertido su historia en toda una telenovela lacrimógena, pero en vez de eso aboga por el humor, la ternura y la diversidad. Desayuno en Júpiter es un canto a la vida, a las segundas oportunidades y los sueños por cumplir. Transmite el mensaje de que no importa cuántas veces te hayan destrozado, puedes salir airoso y conquistar la situación. Lisandro, Tayo, Jimmy Race y la propia Virginia Wonnacott son claros ejemplos de ello.

Por último, me gustaría puntualizar que no he podido más que notar una reminiscencia edulcorada a El cuento número trece (hola, Vida Winter/Virginia Wonnacott), aunque sin esa ambientación deliciosamente gótica y pulcra. Salvando, obviamente, las distancias.

"He visto muchas muertes, Amoke Emilo, y déjame que te diga que la muerte puede venir por ti si la llamas. Todas las mañanas, todos los días, tomamos la decisión más valiente de todas: elegimos vivir."

Y sigo en mi recorrido con Jane Austen, a paso lento pero seguro (si no lo habéis hecho ya, os invito a leer mi entrada en conmemoración al bicentenario de su vida) y disfrutándolo lo que no está escrito. La verdad es que normalmente me gusta tomarme mi tiempo con sus obras, paladeando cada cambio de tono y crítica social, pero con Persuasión me fue totalmente imposible soltarlo.

Se dice que es la novela más madura, en la que Austen deja un poquito de lado ese tono satírico, irónico y hasta cómico que tanto caracterizan el resto de su bibliografía, y no podría estar más de acuerdo: obviamente tenemos un elenco irrisorio, caprichoso y voluble, la representación más mordaz de un baronet llevado a menos y unas hermanas que más valdría dejarlas a un lado, pero el tono de la novela es tranquilo, sosegado. El peso de la historia  —que consta de alrededor de 300 páginas— recae en el auto-descubrimiento de Anne Elliot, en dejar el orgullo a un lado para poder perdonar y abrazar las segundas oportunidades. Es una novela muy introspectiva que, sin embargo, logra transportarnos por los parajes de la campiña inglesa y la bulliciosa Bath.

No ha conseguido catapultar a mis joyas de la corona, Northanger Abbey y Pride and Prejudice, pero se ha quedado cerquita. Y no puedo desdeñar lo preciosísima que me ha parecido la historia de amor entre el capitán Wentworth y la mediana de los Elliot. 💖

"Lo que dice me traspasa el alma. Vivo mitad en la agonía, mitad en la esperanza. No me diga que llego demasiado tarde, que se han perdido esos preciosos sentimientos para siempre. Le ofrezco mi ser otra vez con el corazón más rendido que cuando casi lo destrozó hace ocho años y medio."

Daphne Du Maurier es más conocido por obras maestras de la literatura inglesa del siglo XX como Rebecca, Mi prima Rachel y, sobre todo, el relato corto adaptado por Alfred Hitchcock, Los Pájaros (este último es cortísimo y una auténtica pasada, no sé a qué esperáis a echarle un vistazo); por el contrario, Frenchman's Creek siempre ha quedado relegado a un segundo plano, probablemente debido a lo difícil que es de delimitar dentro de una categoría o por el tono menos sombrío y pesimista que los otros libros de la autora.

He disfrutado este libro de principio a fin: los diálogos son arrebatadoramente ingeniosos, con unos toquecitos de comicidad y una descripción de los paisajes de Cornualles sublimes. La protagonista, Dona St. Columb —álter ego de Du Maurier en su propia novela, probablemente— tiene una lengua mordaz e irónica y un par de ovarios para patear los traseros de todos esos nobles orgullosos y subirse a un barco pirata para robar un peluquín. Creo que Frenchman's Creek es una novela redonda, con un sólido final y unos personajes  que, dentro de su profundidad, son rotundamente hilarantes, así como la prueba contundente de que Du Maurier se siente como en casa en un amplio abanico de géneros.

"People who travel are always fugitives."

Y aquí tenemos el súper sorpresón del mes. Nunca me ha gustado especialmente Gayle Forman y, de hecho, empecé Just One Day en 2013... para abandonarlo a menos de las cien páginas y dejarlo cogiendo polvo hasta hace nada. Simplemente, no me creía esa huida de un día a París.

Sin embargo, me vino un antojo y, débil como soy, tuve que seguirlo. Cogí el libro y aunque el principio me siguió pareciendo algo forzado o hasta surrealista, me quedé gratamente fascinada: Forman transforma un romance en un viaje a la auto-exploración, con una elegancia y una introspección que me calaron hondo. Tras ese único día en la capital francesa, Allyson valora su vida y su futuro, intentando entender quién es y hasta qué punto sus decisiones han sido determinadas por las expectativas que los demás le han impuesto. Y eso requiere coraje, una fuerza que irá cultivando a lo largo de un año muy intenso.

El final, en mi opinión, es perfectamente auto-conclusivo, pero aún sentía la necesidad de algo más, así que me regalaron esta ganga de box-set y enseguida me sumergí de lleno, esta vez, en la historia de Willem quién también está buscando su propio rumbo.

Ambas novelas me parecieron muy dulces, con una profundidad y un tono casi mágico que me han recordado a los libros de Morgan Matson. Huelga decir que las recomiendo un montón. 😊😊

"Maybe it's not a miracle. Maybe this is just life. When you open yourself up to it. When you put yourself in the path of it. When you say yes."

Y ese ha sido mi mes lector, señoras y señores. La verdad es que me ha quedado larguito de narices. pero es que me ha cundido. 😂 Contadme en los comentarios si queréis seguir leyendo este tipo de entradas o si tenéis alguna recomendación de cara a septiembre. ❤👍

You Might Also Like

6 comentarios

  1. Me hace mucha ilusión coincidir contigo en la Brújula Dorada y La Daga. Es curioso cómo no fui consciente de la profundidad de la historia hasta ahora y aun me sigue sorprendiendo lo adulta que puede llegar a ser.

    No he leído nada de Du Marier todavía (shame on me), pero este libro del que hablas en concreto tiene muy buena pinta.

    Qué ganas de que subas más entradas, estoy deseando leerte más a menudo.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Yo no pude con la Brujula Dorada, y le tenía ganas, pero me costó tanto meterme en situación que abandoné. En cambio Persuasión es mi obra favorita de Jane Austen, no ya por la solidez de la relación entre los protagonistas (aunque rota, es solida, no se si tiene sentido) y los pequeños atisbos de una Jane Austen feminista que ya se dejaba vislumbrar en Orgullo y Prejuicio. Es muy dificil de ver porque hasta la época victoriana las mujeres no tomaron consciencia de que tenían que empezar a ser más valientes en cuanto a su autoafirmación. Era pronto para la generación de Jane Austen.
    Por último decirte que tengo por ahí La Prima Rachel y una edición viejuna de Jamaica Inn que encontré en la Re-read de Bilbao. Eso sin leer, Rebecca lo leí hace años ya :3
    Un besino Adri bonica mia

    ResponderEliminar
  3. ¡No he leído ni uno solo de los libros que has puesto! Y eso me gusta, porque así descubro cosas nuevas. Agradezco mucho este tipo de entradas con recopilación de lecturas y opiniones porque me ayudan a elegir mi próxima compra, así que yo digo: ¡más, por favor!

    ResponderEliminar
  4. Mi lista de libros pendientes ha crecido considerablemente después de leerte. Únicamente he leído Persuasión (maravilloso, aunque no mi favorito de Austen) y algunos me han llamado mucho la atención. El único que no me ha llamado es La brújula dorada, ya que vi la película hace años y la historia no me caló nada :(
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  5. Ha sido leer esta entrada y que antojo más tonto de comprar más y más libros. Sobre todo quiero hacerme con Persuasión, que si bien ya le tenía echado el ojo desde antes después de leerte lo quiero más aún, sobre todo sabiendo las ediciones tan bonitas que hay del libro pululando por ahí. Creo que dentro de no mucho me atreveré con él, a ver qué tal se maneja Jane Austen (porque no, aún no he leído nada suyo. Es para matarme, lo sé)

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué verano tan lector! Nunca había oído hablar de "La brújula dorada" y viendo tu opinión me entran unas ganas locas de leerlo. También tengo pendiente leer algo de Jane Austen... y con las ediciones tan bonitas que venden hoy en día de sus novelas creo que no me lo voy a pensar dos veces y me haré con alguna muy pronto <3

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar