agosto

Lecturas del mes: agosto 2017

septiembre 06, 2017


Soy un ratoncillo de biblioteca declarado, me encanta enterrar la nariz en distintas historias y dedicarles todo el tiempo que la vida me permita, así que es sólo lógico vuelva al teclado en este pequeño rincón a hablaros un poquito —o no tan poquito, que me enrollo— de las últimas historias que he tenido el placer de leer a lo largo de este más que productivo —y azul y veraniego y querido— agosto. 

Antes de empezar el recopilatorio, recordaros que sólo tenéis que darle click al título del libro para ir a su ficha técnica. 😉

¡Allá vamos!

Aquí me voy a explayar a gusto, avisados quedáis, porque empecé el mes de la mejor manera posible: reencontrándome con una trilogía que marcó muchísimo mi infancia y mi carrera como lectora voraz. Releer favoritos es terreno pantanoso, un arma de doble filo: ¿y si no están a la altura de las expectativas? ¿y si los hemos idealizado con el tiempo? Pero, ah, nada más empezar La brújula dorada, me sentí como si me hubiera tocado la lotería; recorrí en un parpadeo todas las idas y venidas de Lyra Belacqua con las brujas, los osos acorazados, el aeronauta y los giptanos en busca de respuestas sobre el Polvo y los niños raptados por los zampones, sorprendiéndome a cada página por demasiados detalles que los añitos habían borrado y que me pillaban por sorpresa. 

Un detalle que también me dejó algo patidifusa es que concebía La Materia Oscura como unos libros con un tono ligeramente infantil… pero nada, NADA más lejos de la realidad. Y eso lo corroboró asimismo la relectura de La daga, con una vuelta de tuerca hacia argumentos y debates morales muy peliagudos. 👀 La ciencia y la moral se entrelazan con un ritmo de aventuras trepidante y un mundo increíblemente bien construido.

Finalmente, comentar que los tomos que veis en la imagen son unas galeradas, cortesía de Roca Editorial, quienes el próximo 5 de octubre pondrán a la venta las reediciones finales en motivo de la publicación de El libro de la oscuridad (publ. 9/10/2017), nueva trilogía de Pullman ambientada en el mismo mundo y cuyo primer libro, La Bella Salvaje, se sitúa diez años antes que La Brújula Dorada.

"El ser humano no es capaz de ver nada sin sentir la necesidad de destruirlo, Lyra. Esto es el pecado original. Y yo voy a destruirlo. Voy a matar la muerte."

En mi humilde opinión, Desayuno en Júpiter ha sido una lectura correcta, entretenida, con unos puntos flojos que ahora mismo desarrollaré pero cuya sensación general ha sido positiva: he visto a una autora que promete y a la que planeo seguirle la pista. Andrea Tomé tiene una marca muy personal, en la que un buen estilo y un esmerado trabajo de investigación se entrelazan para lograr una cadena de tramas de lo más interesante.

Dicho esto, durante la lectura he echado en falta más desarrollo de personajes —tanto principales como secundarios—y he sentido que la historia quería abarcar mucho en demasiadas pocas páginas: lidiamos con alcoholismo, drogadicción, soldados con estrés post-traumático, la problemática de no poder amar libremente, enfermedades degenerativas, algún tufillo a incesto, tricotilomanía... y creo que me dejo alguno más. 🙆 Tal bullicio de temas termina desembocando en cortinas de humo y pinceladas breves por aquí y por allá. 

Pero, en este mismo sentido, debo recalcar un detalle a valorar: la autora podría haber recurrido al drama fácil y haber convertido su historia en toda una telenovela lacrimógena, pero en vez de eso aboga por el humor, la ternura y la diversidad. Desayuno en Júpiter es un canto a la vida, a las segundas oportunidades y los sueños por cumplir. Transmite el mensaje de que no importa cuántas veces te hayan destrozado, puedes salir airoso y conquistar la situación. Lisandro, Tayo, Jimmy Race y la propia Virginia Wonnacott son claros ejemplos de ello.

Por último, me gustaría puntualizar que no he podido más que notar una reminiscencia edulcorada a El cuento número trece (hola, Vida Winter/Virginia Wonnacott), aunque sin esa ambientación deliciosamente gótica y pulcra. Salvando, obviamente, las distancias.

"He visto muchas muertes, Amoke Emilo, y déjame que te diga que la muerte puede venir por ti si la llamas. Todas las mañanas, todos los días, tomamos la decisión más valiente de todas: elegimos vivir."

Y sigo en mi recorrido con Jane Austen, a paso lento pero seguro (si no lo habéis hecho ya, os invito a leer mi entrada en conmemoración al bicentenario de su vida) y disfrutándolo lo que no está escrito. La verdad es que normalmente me gusta tomarme mi tiempo con sus obras, paladeando cada cambio de tono y crítica social, pero con Persuasión me fue totalmente imposible soltarlo.

Se dice que es la novela más madura, en la que Austen deja un poquito de lado ese tono satírico, irónico y hasta cómico que tanto caracterizan el resto de su bibliografía, y no podría estar más de acuerdo: obviamente tenemos un elenco irrisorio, caprichoso y voluble, la representación más mordaz de un baronet llevado a menos y unas hermanas que más valdría dejarlas a un lado, pero el tono de la novela es tranquilo, sosegado. El peso de la historia  —que consta de alrededor de 300 páginas— recae en el auto-descubrimiento de Anne Elliot, en dejar el orgullo a un lado para poder perdonar y abrazar las segundas oportunidades. Es una novela muy introspectiva que, sin embargo, logra transportarnos por los parajes de la campiña inglesa y la bulliciosa Bath.

No ha conseguido catapultar a mis joyas de la corona, Northanger Abbey y Pride and Prejudice, pero se ha quedado cerquita. Y no puedo desdeñar lo preciosísima que me ha parecido la historia de amor entre el capitán Wentworth y la mediana de los Elliot. 💖

"Lo que dice me traspasa el alma. Vivo mitad en la agonía, mitad en la esperanza. No me diga que llego demasiado tarde, que se han perdido esos preciosos sentimientos para siempre. Le ofrezco mi ser otra vez con el corazón más rendido que cuando casi lo destrozó hace ocho años y medio."

Daphne Du Maurier es más conocido por obras maestras de la literatura inglesa del siglo XX como Rebecca, Mi prima Rachel y, sobre todo, el relato corto adaptado por Alfred Hitchcock, Los Pájaros (este último es cortísimo y una auténtica pasada, no sé a qué esperáis a echarle un vistazo); por el contrario, Frenchman's Creek siempre ha quedado relegado a un segundo plano, probablemente debido a lo difícil que es de delimitar dentro de una categoría o por el tono menos sombrío y pesimista que los otros libros de la autora.

He disfrutado este libro de principio a fin: los diálogos son arrebatadoramente ingeniosos, con unos toquecitos de comicidad y una descripción de los paisajes de Cornualles sublimes. La protagonista, Dona St. Columb —álter ego de Du Maurier en su propia novela, probablemente— tiene una lengua mordaz e irónica y un par de ovarios para patear los traseros de todos esos nobles orgullosos y subirse a un barco pirata para robar un peluquín. Creo que Frenchman's Creek es una novela redonda, con un sólido final y unos personajes  que, dentro de su profundidad, son rotundamente hilarantes, así como la prueba contundente de que Du Maurier se siente como en casa en un amplio abanico de géneros.

"People who travel are always fugitives."

Y aquí tenemos el súper sorpresón del mes. Nunca me ha gustado especialmente Gayle Forman y, de hecho, empecé Just One Day en 2013... para abandonarlo a menos de las cien páginas y dejarlo cogiendo polvo hasta hace nada. Simplemente, no me creía esa huida de un día a París.

Sin embargo, me vino un antojo y, débil como soy, tuve que seguirlo. Cogí el libro y aunque el principio me siguió pareciendo algo forzado o hasta surrealista, me quedé gratamente fascinada: Forman transforma un romance en un viaje a la auto-exploración, con una elegancia y una introspección que me calaron hondo. Tras ese único día en la capital francesa, Allyson valora su vida y su futuro, intentando entender quién es y hasta qué punto sus decisiones han sido determinadas por las expectativas que los demás le han impuesto. Y eso requiere coraje, una fuerza que irá cultivando a lo largo de un año muy intenso.

El final, en mi opinión, es perfectamente auto-conclusivo, pero aún sentía la necesidad de algo más, así que me regalaron esta ganga de box-set y enseguida me sumergí de lleno, esta vez, en la historia de Willem quién también está buscando su propio rumbo.

Ambas novelas me parecieron muy dulces, con una profundidad y un tono casi mágico que me han recordado a los libros de Morgan Matson. Huelga decir que las recomiendo un montón. 😊😊

"Maybe it's not a miracle. Maybe this is just life. When you open yourself up to it. When you put yourself in the path of it. When you say yes."

Y ese ha sido mi mes lector, señoras y señores. La verdad es que me ha quedado larguito de narices. pero es que me ha cundido. 😂 Contadme en los comentarios si queréis seguir leyendo este tipo de entradas o si tenéis alguna recomendación de cara a septiembre. ❤👍

aplicaciones

Herramientas para lectores: eBiblio

agosto 17, 2017


El pasado mes de julio descubrí una aplicación de lo más interesante, perfecta para una temporada de lectura intensa en la que, por suerte o por desgracia, tampoco puedo llevar mis libros de aquí para allá; como habéis visto en el título, se trata de eBiblio y a pesar de que es una herramienta muy, muy reciente promete muchas mejoras de cara al futuro. 💓

¿Qué es eBiblio? Básicamente, es un catálogo de biblioteca de carácter público, patrocinado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y con la colaboración del organismo autonómico correspondiente. La particularidad de este catálogo es que sólo que tengamos nuestro carnet de biblioteca —el carnet de toda la vida— podemos acceder a un más que decente contenido digital de libros, revistas y recursos audiovisuales.

Como era de esperar, en mi caso he estado centrándome en husmear el catálogo de libros electrónicos disponibles… ¡y la verdad es que no está nada mal! 👌 Al contrario que en la biblioteca de mi pueblo —pequeñita, con lo justo y necesario para ir tirando— incluye tanto un montón de clásicos con traducciones actualizadas (¡Especial mención a aquellos fans, como yo, de Alba Editorial!) y novedades de lo más interesantes. Además, no sólo incluye libros en español, sino que también incorpora en catalán, inglés, francés, alemán… 

Nada, nada mal. Ahí, a golpe de click y sin preocuparse de devoluciones y sin moverse del sofá. 

Para poder acceder a eBiblio, la página oficial del Ministerio de Educación incorpora el listado completo, dividido por cada Comunidad Autónoma, aunque también podéis recurrir a vuestro navegador favorito y buscar eBiblio + la CA. En mi caso, la dirección es la catalana: http://catalunya.ebiblio.cat. Desde ahí ya podréis curiosear el catálogo, solicitar préstamos, realizar reservas… pero también tenéis disponible una app que, pese a sus carencias, es bastante completita y está disponible tanto para Android como para iOS

Pero, ¿cómo funciona eBiblio? Estructuraré este asunto en tres apartados: nuestra cuenta, préstamo de libros y lectura de los libros prestados. 👇

  • NUESTRA CUENTA
Acceder a nuestra cuenta es muy sencillo: nos pedirá una identificación de usuario y una contraseña. Lo primero, el identificador, es la cadena de números que encontramos en nuestro carnet de biblioteca de siempre, justo debajo del código de barras. La contraseña, por el contrario, suele ser nuestra fecha de nacimiento y siguiendo el formato DDMMAAAA (esto es, sin ningún tipo de separación).

De no disponer de este tipo de carnet (al tener uno más antiguo) sólo tenéis que  ir a vuestra biblioteca municipal más cercana y solicitar uno nuevo. 

  • PRÉSTAMO DE LIBROS
Tanto la página web como la app ofrecen tanto un catálogo dividido en apartados —desde los libros recién incorporados como temáticas que van variando mes a mes (libros para el verano, sobre películas, etc.)— como el típico buscador. Si nos interesa un libro, le damos click y nos ofrecerá la información básica del libro, así como las copias disponibles, ya que pese a ser ejemplares electrónicos, sólo hay un número limitado de los mismos; en caso de que no quede ninguno, también nos da la opción de reservarlo.

Una vez hemos prestado el libro, éste nos aparecerá en el apartado de “préstamos”, dónde nos dará la opción de descargarlo para así leerlo —asunto que trataré más adelante—, devolverlo —ya que, como es lógico, hay un número limitado de libros que se pueden tener prestados al mismo tiempo— o renovar el préstamo. ¡Así de sencillo! 😄

El número de libros a solicitar y el tiempo se configuran según la Comunidad Autónoma: en mi caso, en Cataluña, se puede tener hasta un máximo de cuatro libros en préstamo, durante un periodo general de 21 días; este plazo podrá renovarse una sola vez cuando resten tres días para el vencimiento, y siempre y cuándo no haya una reserva de otro usuario.



  • ¿CÓMO PUEDO LEER UN LIBRO EN PRÉSTAMO?
Probablemente el apartado más importante, ¿dónde puedo leer estos libros en préstamo? Tenemos dos opciones: o bien podemos descargar el archivo con DRM en cualquier dispositivo que soporte Adobe Digital Editions (móviles, Chromeebook, varios eReaders, ordenadores, tabletas...) o bien podemos descargar la aplicación de eBiblio para Android o iOS, la cual incorpora un lector que pese a tener algunas pegas es bastante decente y, sinceramente, es la opción que me resulta más cómoda.

En caso de que descarguemos el archivo, tenemos que tener algo en cuenta: no todos los libros electrónicos son compatibles con su formato. Podremos comprobarlo recurriendo a la siguiente lista, pero enseguida veremos que se echa en falta uno de los lectores favoritos de muchos, el Amazon Kindle. 💀 No obstante, no tendremos ningún problema si usamos un lector Kobo o el de Sony, entre otros.

Por el contrario, si recurrimos a la app, es lógico que sólo podremos usarla en móviles y tabletas, aunque tiene un lector incorporado de lo más cómodo: para poder leer un libro en préstamo, deberemos descargarlo, ir al apartado de descargas y, voilà, ahí lo tenemos. La aplicación nos dirá el número de páginas y la posición en la que estamos, así como los días restantes a nuestro préstamo.

Una vez abierto el libro, podremos editar el brillo, el fondo, el interlineado, el tamaño de la letra... y realizar notas y subrayar fragmentos, herramienta que yo uso muchísimo durante mi lectura. Como puntos negativos, Adobe Digital Editions funciona con formato .pdf, así que el formato estético es muy rígido y las notas y los marcadores los perderemos en el momento en el que devolvamos el libro. 😓


¡Y eso es todo! ✌ Espero haberme explicado con claridad. Es un mecanismo bastante sencillo, muy visual y que promete un catálogo progresivamente más extenso. Si os ha quedado alguna duda, sólo tenéis que dirigiros al apartado de "Preguntas Frecuentes" de la página web de eBiblio de vuestra comunidad autónoma. 💃 Como veis, es una aplicación bastante interesante, con un catálogo nada desdeñable. Un fantástico recurso para tener nuestra biblioteca municipal al alcance de la mano. 

Bicentenario

¡Larga vida a Jane Austen!

agosto 02, 2017


Es una verdad mundialmente reconocida que Jane Austen ha traspasado estereotipos, prejuicios y fronteras para convertirse en una de las mayores representantes de la literatura inglesa a nivel universal y es por eso que, doscientos años después de su muerte, seguimos recordándola... a ella y a sus increíbles novelas que hemos heredado, las cuales aún hoy en día encuentran el cariño de un público amplísimo y de lo más variado.

Poniéndonos en contexto en líneas muy generales, las obras de la autora georgiana —que no victoriana— se caracterizan por un estilo costumbrista, relator de las idas y venidas de la clase media rural inglesa de principios del siglo XIX; no obstante, afirmar eso sería quedarnos estancados en la superficie: Austen poseía una narrativa mordaz, pícara, irónica, cómica y, si me permitís el anacronismo, feminista, detalles que sorprenden a aquél público escéptico que la considera una escritora de novelas románticas y pastelosas. 💥Que sí, que usualmente sus novelas giran en torno a uno o unos romances determinados, pero hay mucho, muchísimo más.

Con esta entrada lo que pretendo es, por supuesto, hacer un pequeño guiño a esta autora en este año conmemorativo, pero también contaros un poquito sobre el peculiar humor que se gasta Austen en aquellas de sus obras que he tenido el más que placer de leer. Intentaré romper con esas creencias erróneas que la envuelven y quizás —sólo quizás— picaros un poquillo el gusanillo. 😊 

La lectura de La Abadía de Northanger, por ejemplo, es una parodia toda en ella y con la que es imposible que no se os escape más de una carcajada. Es corta, amena, divertida y entrañable, con su buena dosis de buscadores de fortunas, mujeres calculadoras, abadías —supuestamente— espeluznantes y adultos irreverentes. Es una de las primeras obras de Austen y es el título que os recomiendo a todos los novatos que tengáis curiosidad.

"Miss Morland, nadie estima la inteligencia de la mujer tanto como yo. Hasta tal punto llega, en mi opinión, la prodigalidad de la naturaleza para con ellas en este terreno, que no necesitan usar más que la mitad de los dones que han recibido de parte de ella."
LA ABADÍA DE NORTHANGER, Jane Austen.

En cuanto a las ediciones, como es obvio hay varias: yo tengo esta preciosa edición de Vintage Classics en su idioma original, mientras que en español contáis con las traducciones de Alba MinusAlianza Editorial Penguin España. Y ah, también os recomiendo que le echéis un vistazo a la adaptación cinematográfica de 2007 con Felicity Jones, Carey Mulligan y JJ Feild. ❤👍


Por otro lado, tampoco podemos olvidarnos de la primera línea de la que supone la novela más conocida de la autora y con cuya más que obvia referencia se da pie a esta entrada: "Es una verdad mundialmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa". Desde ese momento, Austen nos presenta a la familia Bennett, protagonista de Orgullo y Prejuicio, y la esboza —a lo largo de sus idas y venidas— como una sátira social más que evidente. Teniendo en cuenta que la fama le precede, no hablaré más de esta obra más que para recordar que incluye una protagonista avanzada a su época y lejos de perfecta, así como uno de mis romances favoritos de todos los tiempos.

De Orgullo y Prejuicio es imposible ponerme a enumerar las ediciones que tengo (¡y las que me faltan!) pero Alianza Editorial, en motivo del bicentenario de la autora, ha publicado recientemente esta preciosa edición conmemorativa con las ilustraciones de Hugh Thomson de 1894, la cual supone la perdición para cualquier coleccionista como yo. ¡Y por sólo 22€! La necesito 🙌. 

Finalmente, Lady Susan es la tercera y última publicación austeniana que he leído... y la que menos me ha gustado con diferencia: aunque he apreciado muchísimo la caracterización de una protagonista egoísta y manipuladora y todos sus tejemanejes y, además, se trata de un relato bastante breve, la elección de un género epistolar no ha terminado de convencerme. En mi opinión, una novela más extensa hubiera creado unos personajes inolvidables, de los cuales siento que sólo hemos podido conocer los detalles más generales. Eso sí, muchos puntos a originalidad y riqueza por el personaje de Lady Susan —a todas luces, más villana que heroína— y las carcajadas gracias a los comentarios despóticos de la misma.

"¡Qué error cometiste al contraer matrimonio con un hombre de su edad! Suficientemente viejo para ser aburrido, ingobernable y padecer gota; demasiado viejo para ser complaciente, demasiado joven para morir."
LADY SUSAN, Jane Austen.

De las demás obras no puedo hablar, pero si algo caracteriza a Austen es que cada historia es distinta a la anterior. Me gustaría dedicar este último semestre del año a ahondar un poquito más en las obras restantes —en especial Emma y Persuasión— y, si así lo queréis, os prometo que seréis los primeros en saber mi opinión al respecto. A cambio, dejadme en los comentarios las impresiones sobre esta entrada y sobre vuestra experiencia con la autora. ¿Estáis en el lado de los que nunca se han animado a leerla o de los que ya han caído rendidos a sus pies? 😉

Hello

Nuevos comienzos

julio 25, 2017


Volver al teclado es más difícil de lo que parece en un primer momento. Es reaprender a dejar fluir tus ideas, dándoles forma de manera que no sólo tengan sentido para ti; es recordar que siempre tienes que apretar más fuerte la tecla "Q" si no quieres tener que corregir el texto una y otra vez. Es reconstruir ese pequeño mundo virtual, ese rincón en el que tan cómoda llegué a sentirme hace unos años.

Pero, sea como sea, aquí estoy. Con mucha ilusión, ideas y, sobre todo, ganas de compartir esos pequeños detallitos que, al fin y al cabo, nos hacen ser quienes somos.

Para los que no me conozcáis, me llamo Adriana, tengo 23 años —al borde de los 24— y vivo cerquita de las montañas, aunque me encantaría escaparme al mar. Los libros en todos sus géneros y tamaños, los dulces y las películas románticas de sobremesa son mis compañeros indiscutibles y aún espero la oportunidad de poder recorrer España en coche y conocer en profundidad la República Irlandesa. Ah, y podría decirse que tengo una pequeñísima obsesión con las flores, aunque ni con un cañón en la sien podría mantener una sola con vida.

Para los que sí... ¿aún me aguantáis? Sois un solete. 🌞

¿Qué vais a encontrar en este blog? En Les Roses hablaré de libros, por supuesto (¿qué espacio personal mío podría existir sin ellos?), pero también sobre restaurantes, viajes, ropa y maquillaje, series y películas... t-o-d-o. Sin ningún límite. Este será un intento diario, mi propio cajón de sastre virtual.

Así que, ¿me acompañáis? ❤
Bienvenidos a Les Roses.